Reseña de serie Slasher


SlasherSlasher
es una serie (de una sola temporada) que hace honor a su nombre y nos presenta la típica película slasher, pero en formato televisivo. Es una producción canadiense, aunque no desmerece de cualquier producto made in Hollywood. Puedes ver el tráiler pinchando aquí.

La serie, de ocho capítulos, nos cuenta la historia de Sarah Bennett, una mujer cuyos padres fueron asesinados en el día de su nacimiento (un 31 de Octubre, Halloween) por un hombre al que más tarde llamaron The Executioner (El Verdugo en español).  Unos años más tarde, Sarah regresa con su marido, Dylan, a Waterbury, la pequeña ciudad canadiense donde nació. En ese momento, un nuevo Executioner comienza a matar, castigando a aquellas personas que se lo merecen, según los siete pecados capitales.

Slasher 1

Los siete primeros capítulos están bien, en general. Alguna de las muertes es original, no escatimando en sangre (cosa de agradecer). Los misterios se van resolviendo de manera consecutiva, tanto los presentes como los sucedidos en el pasado (antes del final de la temporada ya sabemos el porqué de la muerte de los padres de Sarah, no como en otras serie del estilo, tipo Scream, en la que muchos de esos misterios quedan sin resolver). Tiene bastante coherencia todo lo que sucede (teniendo en cuenta que estamos dentro del género slahser, en el que la coherencia suele brillar por su ausencia, es un punto a favor). Unos cuantos secretos turbios que guardan los habitantes de Waterbury, le añade un plus de interés a la serie. Y, a pesar de estar bastante claro quién es el asesino tras los primeros episodios, al menos sacrifican la sorpresa por el trabajo bien hecho, y no te meten un asesino que apenas ha aparecido o que no encaja para nada en el papel (el asesino, que parece alto y fuerte con su disfraz,  capaz de matar sin esfuerzo y cargar con los cadáveres de un sitio para otro, ¿es la persona más enclenque y menos creíble de la serie? ¿Eh Scream? ¿En serio? ¿Otra vez, Scream?).

Lo comentado anteriormente es, en líneas generales, positivo. De hecho, si la serie hubiera finalizado en el capítulo siete, la hubiera considerado una serie entretenida, digna de ver. No es ninguna obra de arte, pero cumple con su papel de entretener y hacernos pasar un buen rato (sin demasiados fallos de guión o actitudes incomprensibles de la protagonista, aunque alguna que otra sí que tiene, pero esto ya es típico del genero). El mayor problema de la serie aparece en el episodio final. Y es que no entiendo cómo han podido hacer semejante esperpento después del resto de capítulos. ¿Un cuchillo enorme que se clava en el estómago pero que parece que no ha hecho más que un rasguño? Clichés demasiado manidos y, sobre todo, un final para nada a la altura de lo esperado, estropean una obra que, hasta ese momento, era aceptable.

Slasher

Sigue leyendo en la sección de spoilers

Como ya hemos comentado, es de agradecer que el aspecto del asesino sea similar al del actor que luego resulta ser el culpable (el policía, Cam Henry). Pero esto también tiene una desventaja: puede que sea por haber visto tantas películas/series del estilo, pero casi desde el tercer capítulo las opciones se reducen a este personaje, al jefe de policía (que luego resulta ser el secuestrador de una chica en plan “el monstruo de Amstetten”, y, en consecuencia, se convierte en uno de los siete pecadores), y poco más.

El final es todo lo que no debería ser. Es más, a medida que veíamos el capítulo, se nos ocurrieron 3 finales alternativos que hubieran sido bastante más dignos: a) The Executioner asesina a Sarah y a Dylan en la casa y nadie le pilla, b) The Executioner asesina a Sarah y a Dylan y dice que el asesino era Dylan o c) La pareja le mata (como al final ocurre), pero la policía, al entrar, cree que The Executioner era Dylan y que su mujer le ha ayudado a matar al bueno del policía. Pero no, les dejaremos irse del pueblo, felices, escuchando música, mientras sugerimos que la casa está maldita porque a una niña tarada se le ocurre estrangular a un pobre gato en el jardín.

Por lo demás, las muertes de los pecadores están justificadas y muy logradas (en el marco de haber cometido un pecado capital y todo eso) y no hay incongruencias bestiales. Por ejemplo, en algún momento podemos pensar que algunas de las muertes son casi improvisadas, porque el pecado se descubre a medida que pasa la historia, pero luego descubrimos que el asesino tenía apuntados varios nombres para cada pecado y, según van surgiendo los acontecimientos, se decide por uno u otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s