Reseña de la trilogía ‘La Purga’

Estados Unidos se encuentra bajo un régimen totalitario que ha conseguido reducir al 1% las tasas de desempleo y de delincuencia, y la economía es más boyante que nunca. En 2017, entra en vigor la Purga anual, un evento que tiene lugar la noche del 21 de marzo, de 19:00 a 7:00, durante el cual cualquier delito es legal, incluyendo el asesinato. Además, todos los servicios como policía, bomberos u hospitales permanecen cerrados. Se supone que sirve para que los ciudadanos liberen a su “bestia interior” una vez al año y puedan comportarse de forma cívica el resto del tiempo. La Purga sólo tiene dos reglas, cuya infracción significa la muerte: los funcionarios del gobierno de rango 10 o superior no pueden ser atacados y el uso de armas por encima de clase 4 están prohibidas.

Lo que vas a leer a continuación es una reseña de la trilogía completa, producida por Blumhouse Productions y distribuida por Universal Pictures. Contiene SPOILERS (debidamente marcados, prometido), así que a partir de ahora lees bajo tu propia responsabilidad.

The purge Election Year.jpg

La Purga: La noche de las bestias

Purge 4

Justo antes de que comience la Purga, la familia Sandin se prepara para encerrarse en su lujosa casa, cuyo sistema de seguridad les garantizará estar a salvo toda la noche. El padre, James (Ethan Hawke), María (Lena Headey), Zoey (Adelaide Kane) y Charlie (Max Burkholder) tienen claro lo que hay que hacer, cogen un par de armas, bloquean puertas y ventanas con planchas de metal y activan las cámaras de seguridad. Sin embargo, en un momento dado, el hijo pequeño ve a alguien a través de las cámaras, huyendo y pidiendo asilo. Después de dudar, decide abrir la puerta y dejar entrar al que resulta ser un vagabundo (Edwin Hodge) al que persigue un grupo de maníacos. El problema para los Sandin comienza cuando los purgadores exigen que les entreguen al sintecho o entrarán por la fuerza y los matarán a todos.

SPOILERS

Cosas buenas: La idea es muy buena. Original, llamativa, interesante. Sabes que un evento nacional como “la noche de la Purga” puede dar mucho juego en cuanto a reflexiones morales. La primera y más evidente es si liberar la ira durante una noche al año sirve para que seas mejor persona el resto del tiempo. Si el hecho de que quieras participar fervientemente en esa noche no te convierte en un psicópata que no debería moverse libremente en una sociedad civilizada. Lo preocupante es que muchos ciudadanos participan. En esta película en concreto se plantea otro problema ético obvio: los ricos tienen medios para protegerse y se empieza a sospechar que el gobierno aprovecha la indefensión de los que no los tienen para reducir los índices de pobreza del país durante esa noche.

Purge 2

El planteamiento de la noche resulta prometedor. La familia encerrada en casa, un sintecho escondido en alguna parte y un puñado de tarados con máscaras a sus puertas, amenazando con tirarlas abajo si no les entregan al hombre al que perseguían. Te pones en su piel, te planteas qué harías tú. A ratos te cae bien el niño por su compasión, a ratos te cae mal por ser un descerebrado que ha puesto en peligro a toda su familia. El grupo de chiflados dan su apropiado mal rollo. Saltan en círculos, se columpian, hacen como si fueran niños y eso es bastante inquietante. El líder (Rhys Wakefield), además, se mete muy bien en el papel y el aspecto de niño pijo lunático, con ganas de matar gente sólo para entretenerse.

El giro de guión con los vecinos es una agradable sorpresa. Cuando ya pensabas que la familia se había salvado, ahí está. Un nuevo motivo para que haya tanta gente que apoye la Purga: la posibilidad de vengarte de alguien que el resto del año te toca las narices (en este caso, te da envidia) impunemente. Una vez más, te preguntas ¿qué haría yo? Además, hay algunos detalles bien cuidados (por desgracia, no todos), como el hecho de que el protagonista se asegure de rematar a los malos. No hay nada más cliché que un supuesto malo muerto que revive cuando menos te lo esperas.

Cosas malas: Básicamente, incongruencias que se resumen en 3 cosas.

  • Reacciones incoherentes. La hija mayor decide irse con su novio herido cuando éste intenta matar a su padre ¿En serio? ¿No has visto que se había colado expresamente para cargarse a tu maldito progenitor? Después, cuando el novio muere y la cosa empieza a ponerse fea, decide perderse por su propia casa totalmente desarmada y obliga a sus padres a buscarla. Y eso nos lleva a otra cosa: GENTE DESARMADA (o absurdamente armada) TODO EL RATO. ¡Que es la noche más peligrosa del año en un país en el que te venden armas como si fueran gominolas! Y la familia tiene un par dePurge 3 armas para repartirse entre todos. Lo mismo con los tarados, que llevan machetes o armas blancas poco efectivas en una noche como esta. Sí, muy temibles y tú muy creepy con el camisón, la careta y el machete, pero ¿y si te cruzas con un tipo con una metralleta? ¿QUÉ?!
  • Situaciones imposiblemente afortunadas para los protagonistas buenos e imposiblemente desafortunadas para los malos. Una cosa muy típica de las pelis del género que no puede ser menos verosímil. Por ejemplo, los tarados (y luego los vecinos) se regodean un buen rato antes de matar a los protagonistas, dando el tiempo justo para que el salvador de turno llegue sin ser visto y los mate. Otro ejemplo de situación afortunada es cuando al padre lo atacan en la sala de juegos dos tipos: él empuja a la mujer, que lleva un hacha del tamaño de un camión y, mientras se pelea con el hombre, la otra parece que no hace nada. Le da el tiempo justo para deshacerse del otro antes de intentar clavarle el hacha en la cara y claro, Ethan Hawke la esquiva sin problemas, se la carga y todo el rollo.
  • El final. Vamos a ver, Ethan Hawke ha tenido que morir para que haya ese punto trágico y entendamos que la Purga es una noche muy chunga, pero la familia tiene que quedar lo más íntegra posible, física y moralmente. Pero Lena Headey, por favor, ¿de verdad no podías haber hecho otra cosa con los que han estado a medio segundo de matarte a ti y a TUS HIJOS? Final Alternativo 1: Haces que todos esperen en tu comedor hasta que suenan las sirenas que indican el final de la Purga, y justo cuando suspiren aliviados pensando que ya se acabó todo, les metes cuatro tiros (¿no hubiera molado mucho?). Final Alternativo 2: Obligas a cada pareja a escoger cuál de los dos debe morir. Ojo por ojo, que se dice. Ya sé que así no demuestras lo en contra que estás de la Purga, pero qué, ¿vas a vivir el resto del año con esa peña en la acera de enfrente?. Final alternativo 3: Una última escena en la que ella y sus hijos se mudan a otro país. O a otro barrio, por lo menos.

Purge 1

FIN DE SPOILERS


La Purga: AnarquíaPurge - Anarchy 5

En el año 2023, los estadounidenses se preparan para la Purga un año más, ya sea poniendo a punto sus armas o asegurando sus casas. 6 años después de la entrada en vigor de esta revolucionaria medida anti desempleo y pobreza, las voces de descontento empiezan a elevarse, y surgen grupos anti-Purga: un tal Carmelo Jones es el líder de esta resistencia, que interfiere cada poco la señal de televisión para lanzar mensajes a la población sobre la realidad de la Purga. En Los Ángeles, Eva Sánchez (Carmen Ejogo), una camarera, pertenece al grupo de los que se atrinchera como puede en su casa junto a su familia, su hija Cali (Zoë Soul) y su padre enfermo, quien escapa al llegar la noche para entregarse voluntariamente a una familia rica, que pagará una gran cantidad de dinero a Eva y a Cali por su muerte. A la vez, el ex sargento de policía Leo Barnes (Frank Grillo), se prepara para salir durante la Purga con un claro objetivo en mente: la venganza de su hijo, muerto en un atropello 12 meses antes. En otro punto de la ciudad, Shane y Liz (Zach Gilford y Kiele Sánchez) son una pareja a punto de separarse que se quedan tirados en mitad de la carretera porque un grupo de chavales avería su coche a propósito justo antes de la Purga.

Purge - Anarchy 3

En esta segunda parte se cambia completamente de perspectiva. En lugar de mostrarnos los intentos de un grupo de gente por defenderse en una casa cerrada a cal y canto, nos cuentan los intentos de estas personas por avanzar por las calles durante la noche de la Purga. El grupo es adecuadamente heterogéneo: el tipo duro que va armado hasta los dientes y lidera al grupo; la madre y la hija valientes, inteligentes pero relativamente indefensas; y la pareja en un mal momento, ella miedica y él tirando a poco útil en una noche como esta.

SPOILERS

Purge - Anarchy 2Cosas buenas: Esta vez se nos muestra la locura de la Purga en las calles (aunque algo pudimos vislumbrar en las grabaciones que se emitían en TV en la Purga 1). Para empezar, se nos dan dos momentos brillantes: la familia rica que compra gente desesperada a la que matar, bien a salvo en sus mansiones en plan Dexter, es de una frivolidad y una repulsión enormes. El segundo momento es el vecino de Eva y Cali, Diego (Noel Gugliemi), que entra en la casa de las dos mujeres con la intención de violarlas (no olvidemos que la violación es uno de los delitos legalizados durante la Purga) y se lleva un buen “chasco”.

Personalmente, he disfrutado con los muchos ejemplos de participantes de la Purga que nos dan en esta segunda entrega. El grupo de chavales que van en una furgoneta y un par de motos, con la cara pintada o directamente con caretas, es aterrador. La mujer en lo alto de un puente, con un fusil y un megáfono es otro de los purgadores más célebres. Los Purge - Anarchy 4camiones con la metralleta en la parte de atrás también acojonan bastante. Toda la escena en la casa de Tanya, la amiga de Eva, es increíble y surrealista. Y el colofón final, el grupo de ricos que pagan a otros para que atrapen gente durante la Purga para subastarlos y volver a cazarlos en un recinto cerrado (y el grupo de rebeldes anti-Purga que les revienta la fiesta, claro).

Cosas malas: Exceptuando algunas situaciones (como la mencionada escena en casa de Tanya), es bastante predecible. Por ejemplo, la muerte de Shane está prácticamente cantada desde el principio (era él o Liz). También es evidente que el sargento Barnes conseguirá llegar al asesino de su hijo pero, en el último momento, se arrepentirá porque es buena gente. A pesar de esto, en nuestra opinión esta es la mejor de las 3 películas, porque cumple con las expectativas y no se les va la mano con la inverosimilitud del argumento.

Purge - Anarchy 1.jpg

FIN DE SPOILERS


La Purga: Election Year 

Purge - Election 5

Después de 23 años, la población está dividida entre odiar y amar la noche de la Purga. Tras presenciar la muerte de toda su familia a manos de un maníaco durante esta celebración anual, la senadora Charlie Roan (Elizabeth Mitchell) se ha convertido en una aspirante al gobierno de EE.UU., en oposición al reverendo Edwidge Owens (Kyle Secor), que está respaldado por todos los “nuevos padres fundadores”. La senadora y su afán de eliminar la Purga se están convirtiendo en un verdadero problema para el gobierno actual, así que deciden eliminarla durante la siguiente Purga, quitando por primera vez la prohibición de atacar a funcionarios de nivel 10 (lo que también les convierte en un potencial blanco a ellos mismos). El sargento Leo Barnes (Frank Grillo), es el jefe de seguridad que se encargará de proteger a la senadora durante esta noche. Obviamente, no resulta precisamente fácil y veremos cómo intentan sobrevivir a estas 12 terribles horas en la ciudad de Washington, encontrándose por el camino con Joe (Mykelti Williamson), Marcos (Joseph Julian Soria) y Laney (Betty Gabriel).

Purge - Election 3

SPOILERS

Cosas buenas: Una vez más, se nos brinda la oportunidad de ver el caos de la ciudad durante esta noche. Hay escenas muy chulas, como la mujer sentada en un banco, cantando junto a un cadáver ardiendo, el loco cubierto de sangre que grita a la luz de una Purge - Election 1.jpgfarola, “Little Dead” con su escopeta o la banda de moteros que organizan peleas en un garaje. Otro punto a favor es que es muy dinámica, durante toda la película están pasando cosas y los protagonistas se mantienen en movimiento constante (lo cual es lógico). Se agradece la aparición de la resistencia anti-Purga, ahora al mando de Bishop, y lo coherente que es su plan de acción (o sea, matar al reverendo).

Cosas malas: Se han venido arriba con el rollo comercial. Pondremos chistes malísimos (El tendero, Joe, haciendo “chistes de negros” tooooooodo el tiempo), unas cuantas adolescentes que se creen súper malotas y súper divinas, y meteremos una final battle con el jefe de los mercenarios nazis, sin ningún sentido, para demostrar que el protagonista es tan tipo duro como en la segunda peli (sin sentido porque, supuestamente, los mercenarios sólo estaban ahí para llevar a la senadora a la catedral y luego se iban habiendo cobrado; si no les importa, ¿por qué se meten cuando los protagonistas están intentando escapar? Si los guionistas querían que les importase a pesar de ser mercenarios ¿por qué poner expresamente al jefe diciendo “déjalo, nosotros ya hemos cumplido, ya hemos hecho lo que teníamos que hacer y ahora nos vamos”? NO SENSE).

Purge - Election 4

Actuaciones lamentables, como las de las mencionadas superstars adolescentes, o el reverendo en pleno éxtasis durante el sacrificio de un yonqui, hacen que esta tercera entrega haya supuesto un paso atrás con respecto a la anterior. Además, el doblaje es terrible; es probable que la sobreactuación de algunos personajes sea un poco menos exagerada en la versión original, pero no podemos asegurarlo. También es bastante previsible: una vez más, tiene que morir un personaje de los protagonistas “buenos”, y los malos son tan obvios que desde su primera aparición, se ve a la legua que el segundo al mando en la casa de la senadora es un traidor y la va a liar.

Detalles pequeños que podrían haber significado más verosimilitud de haberlos cambiado sólo un poquito. Por ejemplo, cuando el sargento Barnes y la senadora Roan atraviesan un callejón en el que una cuchilla cae en forma de péndulo con el fin de cercenar la cabeza de los incautos: ¿de verdad tenéis que calcular para pasar corriendo? ¿no nos damos cuenta de que agacharse resulta más fácil y seguro? Otro ejemplo, cuando ambos escapan de un dron y ella le indica con una precisión pasmosa “lo tienes a 30 m de distancia y 15 de altura” y él se gira, apunta tranquilamente, y al carajo el dron de un disparo, cuando hace medio minuto no fue capaz de dispararle a tiempo. La forma de actuar del sargento en cuestión también es bastante rara: estáis a salvo por primera vez en toda la noche y no se te ocurre otra cosa que ponerte a espiar en la sala del cuartel general de la resistencia, sin que eso tenga nada que ver con proteger a la senadora, o te acercas a ellos cuando están a punto de entrar en la catedral y no te molestas en tranquilizarles o algo, para que no te disparen. No sé, un poco más tipo duro de lo necesario, ¿no? Otro detallito más: esta es la primera vez en la historia de la Purga en la que se elimina la restricción con respecto a los funcionarios del gobierno de clase 10. ¿De verdad nadie, excepto la resistencia anti-Purga, tiene la maldita idea de cargarse a los nuevos padres fundadores? Podríais haber puesto unos cuantos tipejos muertos a las puertas de la catedral, representando a los que lo han intentado pero han sido detenidos por la seguridad. Que esa es otra, todo el maldito gobierno metido en una catedral ¿y no tenéis 5 tanques rodeando el edificio? Venga ya.

Purge - Election 2

FIN DE SPOILERS


Bonus: Por si no os ha llamado la atención al leer el nombre del actor dos veces o no le reconocisteis, os dejamos con una curiosidad sobre la trilogía. El personaje del sintecho de la primera película (Dwayne), interpretado por Edwin Hodge, ¡se convierte en Bishop (sí, le cambian el nombre), jefe de la resistencia anti-Purga en la tercera película! Este es un punto a favor de la tercera, pero hemos decidido dejarlo fuera de los spoilers porque no influye demasiado en la trama general.

En resumen, la saga de La Purga es original, con su planteamiento de una noche de libertad casi total, y es un buen ejemplo de cómo, con una misma idea, pueden salir productos buenos, malos y regulares. Aunque hagamos sangre de algunas escenas, hemos disfrutado con esta trilogía.

La Purga.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s