Reseña de la serie ‘Stranger Things’

Stranger Things es la serie del verano. Creada por Netflix y escrita y dirigida por los hermanos Matt y Ross Duffer (Escondido, Wayward Pines), está hecha para los nostálgicos, por su ambientación, su temática, por su argumento tan típico de las películas de aventuras de un grupo de niños en los 80. La, por el momento, única temporada, cuenta lo que ocurre durante 7 días de noviembre en una ciudad de Indiana, a principios de la década de 1980, cuando un niño de 12 años llamado Will Byers (Noah Schnapp) desaparece misteriosamente. Todo comienza una noche en la que Will y sus amigos, Mike (Finn Wolfhard), Dustin (Gaten Matarazzo) y Lucas (Caleb McLauglin), juegan hasta tarde a Dragones y Mazmorras y, al volver a su casa, Will ve algo en el bosque que le aterroriza hasta el punto de ir en busca de la escopeta que guardan en el cobertizo. A la mañana siguiente, su madre Joyce (Winona Ryder) y su hermano Jonathan (Charlie Heaton) no le encuentran por ninguna parte (su cama está hecha, la familia de Mike asegura que salió de su casa la noche anterior) y denuncian su desaparición.

Stranger things

A partir de este momento, la investigación es dirigida por el sheriff Jim Hopper (David Harbour) y se organizan partidas de búsqueda por toda la zona. Al final, parece que hay dos opciones: o el ex-marido de Joyce, Lonnie, ha secuestrado al niño, o éste se ha despeñado por un barranco. Sin embargo, tanto Joyce como los amigos de Will creen que hay algo mucho peor detrás y que él, en alguna parte, sigue vivo. Se forman así tres grupos bien diferenciados que intentarán encontrar a Will y resolver el misterio. Por un lado, están Mike, Dustin y Lucas que, al poco de iniciar su búsqueda se encuentran a Eleven, una misteriosa niña con la cabeza rapada y de pocas palabras, perseguida por algún tipo de autoridades del gobierno. Mike decide alojarla en el sótano de su casa para protegerla y pronto descubren que sabe más de lo que parece sobre la desaparición de Will. Por otro lado, Jonathan Byers y Nancy Wheeler (Natalia Dyer), la hermana mayor de Mike, también acabarán llevando a cabo su propia investigación sobre lo ocurrido, después de que la mejor amiga de Nancy, Barb (Shannon Purser) desaparezca sin dejar rastro. Y, por último, el tercer grupo lo forman Jim y Joyce (el sheriff y la madre de Will), que irán descubriendo que no todo tiene una sencilla explicación. Con estos tres grupos, que investigarán el mismo hecho por separado, se nos muestra las distintas formas de enfrentarse con un caso según la edad de los investigadores. Veremos cómo los niños tienen una mente mucho más abierta y son capaces de aceptar la existencia de la magia (o de los superpoderes) sin dudar, y cómo los adultos han de agotar todas las posibilidades racionales antes de plantearse siquiera una explicación paranormal o sobrenatural. Todo esto con pequeños matices dentro de cada grupo, como Dustin y Joyce, respectivamente.

Stranger Things 5.jpgLa serie está muy bien planteada y te engancha desde los primeros minutos del primer capítulo. Rápidamente simpatizas con los personajes: el grupo de niños (son amigos leales, son marginados a los que los matones del colegio acosan sin motivo, son entrañables y valientes), la familia de Will (la madre parece medio loca pero adora a sus hijos y el hermano prefiere sacar fotos de la gente antes que hablar con ellos), el jefe de policía Hopper (su estilo de vida no es precisamente modélico pero es un hombre bueno y justo) o Eleven (es tan rara y tan sabia que no parece una niña de 11 años). Además, la ambientación es una pasada, desde el pueblo hasta la ropa, pasando por la banda sonora, todo te transporta sin problemas a la época. Por último (y esto es lo que más nos gusta), los misterios se van resolviendo a medida que avanza la temporada y cada capítulo tiene buen ritmo: pasan MUCHAS cosas todo el tiempo, pero sin meter información con calzador (los guionistas de The Walking Dead podrían tomar nota, o algo). Además, tiene otra cosa que nos atrae especialmente: el elemento de terror, ya que el Demogorgon es un bichejo bastante terrorífico y el Upside Down (el “mundo del revés” en la versión en español) recuerda al mundo de pesadilla de Silent Hill. Y esa es otra cosa que hace tan especial a esta serie: está llena de referencias a clásicos de la cultura pop de los 80. Te encontrarás recordando E.T., los GooniesITStand by me y, más reciente, Super 8, aunque también tiene elementos de Silent HillCarrie o Alien. Recientemente, los creadores de la serie también han dicho haberse basado en otros dos videojuegos además de Silent Hill (The Last of Us y Dark Souls) no solo para el guión, sino también para la atmósfera y sensaciones que quisieron Stranger things 3transmitir. Esto demuestra la cercanía entre dos campos del entretenimiento tan, aparentemente, distintos, y lo bueno de dejarse influenciar por aquellas obras que te han marcado positivamente.

En resumen, es una serie que merece la pena ver (del tirón y en versión original, si quieres disfrutarla de verdad) aunque sea muy obvio que se aprovechan de nuestros recuerdos de la infancia para que nos guste. Sabe plantear misterios y dar una explicación, más o menos científica, a casi todos.Stranger Things.jpgSi todavía no te hemos convencido para empezar a verla YA, puedes ver el tráiler aquí. Si quieres leer el resto de la reseña (que contiene SPOILERS), sigue leyendo haciendo clic aquí debajo.

Stranger things 1.gifHay un montón de razones por las que la gente se ha vuelto loca con esta serie. La nostalgia es el reclamo más obvio, pero es que no se puede negar que está muy bien hecha. Hay gran cantidad de detalles en referencia al cine de la época: los pósters de Tiburón o Evil Dead, los guiños a E.T. (Eleven disfrazada, la huida en bicicletas), las entradas de cine para ver Poltergeist, etc. Las relaciones entre los personajes se plasman muy bien y tienen profundidad (Mike-Eleven, Nancy-Jonathan, Nancy-Barb, los padres de Mike y Nancy, Joyce-Will, Mike-Dustin-Lucas-Will). Tiene escenas que te dejan pegado al sofá, aguantando la respiración, como el alfabeto con luces de Navidad, el final de la fiesta en la piscina o el encuentro de Nancy con el Demogorgon en el Upside Down.

Esta primera temporada deja un montón de preguntas ¿De verdad ha muerto el Demogorgon? ¿Dónde está Eleven? ¿Son, acaso, dos representaciones físicas de un mismo ser? ¿Quiénes son y qué ha pasado con los experimentos One a Ten? ¿La fallecida hija del sheriff Hopper podría formar parte de alguna manera de estos extraños y siniestros experimentos? ¿Will ha vuelto sin mayores consecuencias de su estancia en el Upside Down? ¿Es porque es otro de los niños con poderes, quizá porque experimentaran con él de más pequeño? ¿Qué demonios pretendían hacer los del laboratorio con esa otra dimensión? ¿Hay más monstruos (recién nacidos de esos huevos que encuentran Hopper y Joyce en su paseo por el Upside Down? ¿Por qué a nadie parece importarle dónde esté Barb? ¿Es Hopper un espía o un agente doble? Todas estas dudas y teorías serán resueltas (esperamos) en la próxima temporada, que aún no tiene fecha de estreno.

Stranger Things 4

Anuncios

Un comentario sobre “Reseña de la serie ‘Stranger Things’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s