Especial Stephen King: Trucks (Camiones)

Tras unas semanas de descanso, regresamos con la sección de Stephen King, en la que tratamos de comparar las obras del escritor y sus respectivas adaptaciones cinematográficas. Por desgracia, muchas de las adaptaciones fueron hechas hace bastantes años y con bastante poco presupuesto, por lo que nos encontramos a menudo con muy buenos relatos que pierden totalmente la esencia cuando los adaptan (aunque es verdad que otros dieron fruto a muy buenas películas independientemente de la época en la que se hicieron, como El Resplandor, pero incluso esos no consiguen captar del todo lo que la obra consigue transmitir al lector).

Esta vez hemos leído Camiones, un relato publicado en el volumen El Umbral de la Noche (1978), un libro recopilatorio de relatos imprescindible para los fans de King, ya que entre sus páginas también podemos encontrar joyas como Los Chicos del Maíz (también adaptada al cine y que pronto traeremos al Especial) o Los Misterios del Gusano.

Camiones 2.jpgEl planteamiento de esta historia es sencillo, pero muy original: un buen día, sin previo aviso, los camiones cobran conciencia propia y empiezan a matar a todo humano que se crucen en su camino. Un pequeño grupo de supervivientes queda atrapado en una cafetería de carretera donde intentarán sobrevivir y entender qué demonios es lo que está sucediendo. Toda la historia está contada desde el punto de vista de uno de estos supervivientes, de quien ni siquiera sabemos el nombre, el aspecto o cualquier otro dato. En realidad, no sabemos mucho de casi ningún personaje, pero no importa porque lo que cuenta es cómo viven el inicio de una especie de apocalipsis automovilístico. Consigue sorprenderte en algunos puntos (como con el morse) y no te aburres en ningún momento, pasa de una escena con acción a la siguiente, nada de pararse a describir tonterías. De lectura fácil, sencillo y entretenido, Stephen King consigue, una vez más, sacar oro de una premisa que en manos de cualquier otro podría resultar hasta cómica. Como buen relato, el final es sorprendente y lo que consigue King es esbozar una idea, una historia interesante de la que puede surgir una adaptación aceptable cuando menos, si cae en buenas manos. Desgraciadamente, no es el caso. Probablemente te suene la idea de, como mínimo, un capítulo de Halloween de Los Simpsons (La casa del terror X, La vida es un desliz y después la muerte), pero ahora ya sabes de dónde surgió 😉

Sigue leyendo “Especial Stephen King: Trucks (Camiones)”

Anuncios