Reseña de la película ‘Green Room’

Green Room es una película norteamericana de 2015 dirigida por Jeremy Saulnier que sigue a un grupo poco conocido de música punk a un concierto en un local frecuentado por neo-nazis, donde descubren por accidente el asesinato de una chica cometido en su camerino. La mayor parte de los 95 minutos de metraje cuenta cómo Pat (Anton Yelchin), Sam (Alia Shawkat), Reece (Joe Cole) y Tiger (Callum Turner), junto a Amber (Imogen Poots), una joven que presenció la muerte de su amiga, tratan de escapar del camerino en el que les mantienen a la espera de que llegue la policía y se solucionen las cosas. Por desgracia para ellos, el dueño del local, Darcy (Patrick Stewart) y sus secuaces no están muy por la labor de dejarles marchar tan tranquilos.

El argumento es bastante parecido al de Don’t Breathe (reseñada hace poco en el blog) pero con un toque indie que le da una capacidad de angustiar aún mayor que la película de Fede Álvarez. Y es que, quizá por ser más independiente y no estar dirigida al público masivo (cosa que también le cuesta, entre otras cosas, el no ser estrenada en cines ni tener una propaganda como la que sí ha tenido Don’t Breathe) se puede permitir una mayor crudeza en las escenas de pelea, y plasmar las heridas y las muertes de una manera que, si hubiera sido creada como una superproducción, jamás podrían haber hecho.

Green Room 3.png

Lo bueno de esta película es ese tinte tan realista. Desde la entrevista y el concierto desastrosos del principio, hasta el vestuario de los actores, eres capaz de creerte que la presencia de la cámara es una mera casualidad y la historia es totalmente verídica. Sí es verdad que en algunos momentos es un poco inverosímil (como heridas bastante graves que no parecen debilitar, o que reduzcan al grandullón tan fácilmente), pero la mayor parte del tiempo las reacciones y actitudes de los personajes son coherentes y puedes imaginarte a ti mismo haciendo lo mismo. Todo el argumento está montado alrededor de un par de ideas que no se desvelan desde el principio, sino que nos enteramos prácticamente a la vez green-room-1que se van enterando los protagonistas de cuáles son los ingeniosos planes de los neo-nazis y por qué están haciendo todo eso. Por otro lado, la crudeza de algunas escenas puede ser considerado algo bueno (si te gusta el gore) o algo malo (si te angustian este tipo de cosas, esta película no es para ti), pero desde luego no es algo gratuito, sino que están justificadas y bien integradas en la trama.

SPOILERS El final es quizás un poco happy ending, porque ambos supervivientes consiguen no solo escapar, sino vengarse de Darcy y compañía.

Tiene toques buenísimos de guionista cabrón, como meterte al líder de los cordones rojos, Daniel (Mark Webber), desvelando su traición e intentando ayudar a escapar a los protagonistas, y muriendo de un escopetazo brutal en toda la cara a los 2 minutos.

green-room-2

La crítica al amaestramiento de perros de pelea está muy bien. Con un par de escenas te demuestran cómo esos animales son nobles, obedientes y fieles, y aun así hay personas que los tratan con cero dignidad y respeto. Ese momento del final, en el que uno de los perrillos se tumba para morir sobre el brazo del hombre que le ha alimentado con carne humana y le ha obligado a pelear por su vida de una forma tan cruel, te parte el corazón. FIN DE SPOILERS

En conclusión, Green Room es una película entretenida para pasar el rato y que te mantendrá en tensión prácticamente cada minuto que dura. Si te gusta la acción, el cine independiente y las persecuciones angustiosas, esta es tu peli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s