Reseña de la película “31” de Rob Zombie

31 es la última película de Rob Zombie, una macarrada repleta de sádicos payasos que todos los que disfrutamos con su Casa de los 1000 Cadáveres (2003), con su secuela Los Renegados del Diablo (2005) o con su remake de Halloween (2007), esperábamos como agua de mayo.

El argumento es tan simple como atractivo (al menos para nosotros que adoramos este tipo de películas): un grupo de amigos que viaja en furgoneta por lugares remotos de EE.UU. acaba en el lugar equivocado, precisamente en el momento equivocado (el 31 de octubre, noche de Halloween). Desde aquí, nuestros queridos protagonistas se verán enredados en un macabro juego en el que se enfrentarán a todo tipo de asesinos disfrazados de payasos, y cuya recompensa por ganar será conservar sus vidas.

31-1

La película es sí es entretenida. Es verdad que no profundiza casi nada en los personajes protagonistas (ni siquiera conocemos la relación que les une), pero esto podría ser prescindible en este tipo de filmes sin que resulte una gran pérdida. El problema es que no llega más allá que eso, un poco de entretenimiento. Tiene un montón de buenas ideas (esos asesinos únicos disfrazados de payasos, esos anfitriones disfrazados de nobles de siglos pasados…) pero en casi todas ellas se conforma con esbozar y no profundizar, lo que hubiera resultado en una obra mejor. ¿Por qué desperdicias tres personajes casi al inicio con muertes que casi ni se ven (y casi ni te enteras de que se producen), cuando puedes usarlos para mostrarnos a los payasos en todo su potencial? ¿Cuál es el pasado de esos payasos? ¿Se mueven todos por dinero, o hay algo más que les impulse a participar en tan macabro juego? ¿Qué pasa cuando alguno de los payasos muere, lo sustituyen por otro y fin? ¿Y los anfitriones? ¿son solo unos sádicos adinerados que se conforman con dar rienda suelta a sus fantasías una vez al año?

31-4

Por no hablar del excesivo protagonismo, como siempre en las películas de su marido, de Sheri Moon Zombie. Una gran actriz, sin duda, pero saber que Rob Zombie quiere que su mujer sea la estrella dota a la película de una previsibilidad que le resta gran parte del disfrute que consigue (sabemos desde el minuto cero que será la protagonista, SPOILERS así que sabemos que será una, o la única, que logrará sobrevivir hasta el final). FIN DE SPOILERS

Pero ya está bien de darle caña. 31 también tiene cosas buenas. Por ejemplo, las ideas, como ya hemos dicho antes, o más bien los esbozos de dichas ideas. Luego está la ambientación y el mal rollo que desprenden todos y cada uno de los payasos (sobre todo Doom-head y sus monólogos). Esa capa de suciedad y depravación es algo característico del director y le sienta muy bien a sus películas.

31 (2).jpg

Así pues, la vuelta de Rob Zombie a la dirección nos ha dejado con un sabor agridulce. Por un lado ha vuelto a sus orígenes con una película muy al estilo de La Casa de los 1000 Cadáveres en cuanto a ambientación y espíritu, pero que no acaba de rematar para crear lo que hubiera sido otra obra de culto para los aficionados a este tipo de terror. Aún con todo, nos alegra tener algo nuevo de Zombie.

31.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s