El cómic de la semana: Astro City (Confesión)

Si no lees cómics de superhéroes porque crees que son para niños, que son historias simples y sencillas tramas cargadas de acción en las que el bueno siempre gana y acaba recuperándose de sus heridas para combatir el crimen un día más, historias que lees en cinco minutos y las olvidas en otros tantos, tenemos que decirte que en la mayoría de los casos tienes razón.

Pero también te equivocas si piensas eso de todos los cómics que ves en tu tienda habitual en cuyas portadas aparecen hombres y mujeres disfrazados con mallas. Hay excepciones. Hay historias protagonizadas por estos tipos estrafalarios que nos proporcionan mucho más que simple entretenimiento barato. Historias que nos muestran otra faceta de los superhombres, ya sean los archiconocidos por todos u otros creados desde cero para la ocasión. Historias en las que hay mucho más escondido tras los trajes llamativos y las escenas de acción y lucha. Al fin y al cabo, como bien nos dice el maestro Neil Gaiman en el prólogo de este segundo tomo de Astro City, en eso consiste escribir, en trasmitir una creencia, un sentimiento oculto (más o menos) tras las palabras (y dibujos en el caso del cómic) que usamos para dar forma a la historia que contamos.

Hay una lista considerable de este tipo de cómics que os hablamos (Watchmen, Top10, La Visión) que merecería la pena que les echarais un vistazo. Y, por supuesto, el cómic que os traemos hoy es uno de esos ejemplos en los que los superhéroes son mucho más que eso: no dejan de ser personas, con sus problemas, con sus deseos, con sus propios miedos. Su manera de comportarse no deja de ser humana, habiendo todo tipo de personalidades escondidas bajo las máscaras con las que ocultan su identidad. Y de eso, entre otras cosas, trata este cómic de ECC.

astro citiy 2

Un chico deja atrás el pueblo que le vio nacer y crecer para intentar hacer realidad su sueño en la gran ciudad. ¿Cuántas personas de carne y hueso han hecho esto mismo? Pues la única diferencia entre ellos y nuestro protagonista es que el sueño en cuestión de éste es convertirse en superhéroe. Por ello tendrá dudas, pasará por momentos difíciles y tendrá que enfrentarse a otros con su mismo objetivo que tratarán de hacer lo imposible para deshacerse de él y ser ellos quienes consigan ese trabajo tan deseado. Pero la historia no acaba aquí. Una vez alcanzado el objetivo no todo es tan fácil y placentero como uno se había imaginado. ¿O acaso es fácil bregar día a día con el trabajo que desempeñamos, sea éste la ilusión de nuestra vida o no? Aquí surgen problemas, problemas con su propio mentor y problemas con el resto del mundo, gente desagradecida que lejos de apreciar el trabajo que estos superhéroes hacen por ellos, les critican y exigen, quedándose sólo con la parte negativa de sus actividades.

A todo esto hay que añadir los cuerpos desmembrados que aparecen en uno de los barrios de Astro City (Shadow Hill), para los que no se encuentra culpable, lo que agravará aún más la mala imagen de los héroes que se está extendiendo por toda la ciudad, impulsada por el propio Alcalde de Astro City. Pues con todos estos problemas tendrá que lidiar nuestro protagonista, un joven que solo persigue su sueño. Pero amigos, la vida no es fácil, ni si quiera para los superhéroes.

astro city

El guion de Kurt Busiek, como en el primer tomo, es muy bueno, no tiene fisuras y sabe transmitir lo que quiere, enseñándonos esa parte más humana de los protagonistas (así de cuidados deberían de estar todos los guiones). El dibujo de Alex Ross sigue siendo igual de increíble que en el primer volumen. Nos encanta el detalle que le da a cada viñeta y ese aspecto en general de cómic ochentero clásico que tanto nos gusta.

En conclusión, nos estamos enamorando de esta ciudad y de sus personajes. En el primer volumen (Vida en la gran ciudad) nos encantó esa visión de Astro City que nos daba Busiek con cada número, cambiando el punto de vista y la historia en cada uno de ellos, logrando así una mayor profundidad en los distintos barrios y en los distintos personajes, dotando de vida propia a esta gran ciudad. Pues en este tomo acabó de engancharnos con una historia contada en seis números en los que conoceremos a nuevos habitantes y nos cruzaremos con viejos conocidos de Astro City. Por supuesto, seguimos viendo referencias a los grandes personajes del cómic en cada habitante que conocemos, cosa que nos gusta todavía más. Como nos dijo nuestro vendedor de cómics habitual (Hangar Rebelde, Oviedo): “la mejor historia de Batman que he leído”.

astrocity confesion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s