El cómic de la semana: Top Ten – FortyNiners

ECC publicó hace unos meses un tomo titulado Top 10: The Fourty-Niners + Smax, una recopilación de estas dos historias que amplían el genial Top 10 de Alan Moore y Gene Ha. Hoy nos centraremos en la primera obra, The Fourty-Niners, dejando la otra para más adelante, ya que son completamente diferentes y se merecen cada una su propia reseña.

Alan Moore (guion) y Gene Ha (dibujo) nos llevan de regreso al mundo de Top 10, esa entrañable comisaría lleva de agentes variopintos que velan por la seguridad de los ciudadanos de Neopolis (una ciudad en la que todo ser tiene algún que otro súperpoder).

En esta ocasión estamos en el año 1949, en el periodo justo después de la Segunda Guerra Mundial. Este cómic de cuatro números nos contará la llegada de uno de los personajes importantes de Top 10 (el que es capitán de la comisaría en el cómic original): Steve “Jetman (antes llamado Jetlad)” Traynor. Aquí es un joven héroe de guerra que es trasladado a Neopolis cuando regresa a los Estados Unidos. En el trayecto se encontrará con Leni “Sky Witch” Muller, una desertora del bando alemán que se unió al ejército estadounidense, piloto de una escoba voladora. Conoceremos los entresijos de la ciudad en sus inicios a través de estos personajes, así como la comisaría y sus primeros agentes de mano de Leni, quien encuentra trabajo como policía.

Las vidas de los dos personajes protagonistas se irán entrelazando en numerosas ocasiones (no en vano viven en el mismo hostal), centrando más la acción en la historia de Leni, que tiene que enfrentarse con el resto de la comisaría a una banda de gansters vampiros que intentan tomar el control de los bajos fondos de la ciudad. Como contrapunto, la historia de Jetlad no tiene tanta acción y está más centrada en lo sentimental, en su vida amorosa y en los problemas con los que tiene que lidiar al unirse a los SkySharks (un grupo de pilotos de guerra, cuyo jefe suspira por regresar a los combates aéreos y el tiempo en el que eran importantes militares).

Alan Moore vuelve a concentrar mensajes y referencias a superhéroes de todas las épocas y editoriales mientras nos narra una historia bien hilada en la que suceden cosas, muchas cosas (nos encanta esa manera tan natural de entrelazar una historia principal con varias secundarias que tiene Moore). Está claro que este señor no sabe escribir algo ligerito. En tan solo cuatro números se tratarán temas de gran importancia y relevancia en la época de postguerra como el racismo (no solo el que experimenta el resto de la población por estos freaks con superpoderes que les lleva a “recluirlos” en una ciudad-guetto, también el que ellos mismo experimentan contra los robots o contra los vampiros), la homosexualidad o los problemas y dificultades por los que atraviesan los soldados que regresan a su hogar, a un lugar en el que les cuesta encontrar su nicho, un lugar donde hacer algo valioso para ellos mismos y para la sociedad.

Y el dibujo es precioso. La ciudad y los personajes tienen todo tipo de detalles y de referencias más o menos difíciles de encontrar (aquí depende del cocimiento que cada uno tenga del mundo del cómic, aunque hay algunas muy claras que cualquiera reconocería). Esto es un trabajo laborioso a la máxima potencia ya que todos y cada uno de los personajes tienen su aspecto y trajes característicos (aquí no vale con dibujar un montón de personas iguales entre la multitud, cada una tendrá su propia idiosincrasia). Y el color, otro acierto. Esos tonos ocres dotan a la obra de antigüedad, te dan la sensación que el cómic necesita, sensación de que estás leyendo algo viejo, algo que ha sucedido años atrás con respecto al cómic original de Top 10 aunque el orden de publicación sea el contrario.

En conclusión, una obra que da gusto leer, una precuela digna del original y en la que encontraremos personajes (o parientes) conocidos de ella. Una visión de la postguerra y de los prejuicios humanos que tantas veces se ha repetido a lo largo de la historia. Una obra sobre el respeto y la tolerancia, temas tratados hasta la saciedad, pero narrada con un toque de originalidad, con superhéroes como objeto y objetivo de tales sentimientos (aunque, pensándolo bien, no tan original dentro del catálogo del autor, pero nos encanta). Aunque solo fuera por estos cuatro números, ya merecería la pena comprar el tomo. Pero es que Smax también es muy disfrutable, así que razón de más para leeros esta continuación de Top 10.

Nota: 8.

Lo mejor: regreso a Neopolis.

Lo peor: se nos ha hecho corto.

El cómic de la semana: La Visión

Regresamos una semana más con otro cómic de superhéroes. Esta vez el protagonista es La Visión, un personaje conocido por el público general gracias a su protagonismo en la segunda película de Los Vengadores: La era de Ultrón (2015). Aquí fue interpretado por Paul Bettany, que hasta el momento le había puesto voz a la inteligencia artficial J.A.R.V.I.S. (es decir, el “ayudante” incorpóreo de IronMan).

En nuestro caso particular, llegamos a este cómic gracias a las buenas críticas que habíamos escuchado de él y gracias a la nominación a los premios Eisner en el apartado de mejor serie limitada. Guionizada por Tom King y dibujada por el español Gabriel Walta, estos dos tomos nos cuentan la historia de la familia Visión. El personaje en cuestión decide forma su propia familia, cansado ya de estar solo y sentirse el tipo raro del grupo. Con su mujer y sus dos hijos (un chico y una chica) se mudan a un vecindario típico de la clase media americana. Asistiremos así al primer día de instituto de los muchachos, a su primera interacción con los vecinos de su calle y veremos a La Visión compaginar su vida laboral como superhéroe con su vida familiar. Pero las cosas no tardarán en torcerse. Cuando El Segador, un villano resentido con la familia, aparece en escena y está a punto de matar a Viv (la hija de Visión), todo el sueño americano de formar una familia “normal” se va a ir al traste. ¿O quizá no?

la vision 1

Sigue leyendo “El cómic de la semana: La Visión”

Preacher: ¿está la serie a la altura del cómic?

Hoy os traemos la reseña de una serie que habíamos estado esperando desde que la anunciaron  (estamos hablando de un hype de meses). El ansia viva venía no tanto por la serie en sí como por el cómic en el que se basa: Predicador de Garth Ennis y Steve Dillon, publicada allá por los 90 por Vertigo y aquí en España por ECC Comics. Y es que este cómic supuso un antes y un después para nosotros, ya que antes de leerlo pensábamos que el mundo del cómic era poco más que superhéroes y mangas infantiles. Con él descubrimos un universo entero de novelas gráficas “independientes” que nos enamoraron y que lo continúan haciendo. Así que para empezar, si no conocías Predicador, deja de perder el tiempo y ve ahora mismo a leer el primer tomo (Rumbo a Texas).

En la historia original descubríamos cómo Génesis, el hijo de la unión sacrílega entre un ángel  y un demonio, escapa del cielo y acaba poseyendo por accidente a Jesse Custer, un predicador de un pueblo en mitad de la nada de Texas. Este ser es muy poderoso y su presencia en el cuerpo de Custer le da el “don de la palabra”, que básicamente hace que todo aquel que le escuche tenga que obedecer sus órdenes. Luego, tenemos a Tulip O’Hare, una joven con muchos recursos que fue la novia de Custer en el pasado, a la que abandonó muy a su pesar hace un tiempo, y Cassidy es un vampiro que ella se topa en su camino de vuelta a encontrarse con Jesse. Juntos, con la ayuda del poder de Génesis, emprenderán una odisea a lo largo y ancho de los EE.UU. en busca del mismísimo Dios, al que Jesse pretende pedir explicaciones de su abandono a la humanidad. Este road trip está plagado de carismáticos personajes que ayudarán o tratarán de impedir la misión de nuestros protagonistas.

preacher-genesis.jpg

Sigue leyendo “Preacher: ¿está la serie a la altura del cómic?”

El cómic de la semana: Astro City (Confesión)

Si no lees cómics de superhéroes porque crees que son para niños, que son historias simples y sencillas tramas cargadas de acción en las que el bueno siempre gana y acaba recuperándose de sus heridas para combatir el crimen un día más, historias que lees en cinco minutos y las olvidas en otros tantos, tenemos que decirte que en la mayoría de los casos tienes razón.

Pero también te equivocas si piensas eso de todos los cómics que ves en tu tienda habitual en cuyas portadas aparecen hombres y mujeres disfrazados con mallas. Hay excepciones. Hay historias protagonizadas por estos tipos estrafalarios que nos proporcionan mucho más que simple entretenimiento barato. Historias que nos muestran otra faceta de los superhombres, ya sean los archiconocidos por todos u otros creados desde cero para la ocasión. Historias en las que hay mucho más escondido tras los trajes llamativos y las escenas de acción y lucha. Al fin y al cabo, como bien nos dice el maestro Neil Gaiman en el prólogo de este segundo tomo de Astro City, en eso consiste escribir, en trasmitir una creencia, un sentimiento oculto (más o menos) tras las palabras (y dibujos en el caso del cómic) que usamos para dar forma a la historia que contamos.

Hay una lista considerable de este tipo de cómics que os hablamos (Watchmen, Top10, La Visión) que merecería la pena que les echarais un vistazo. Y, por supuesto, el cómic que os traemos hoy es uno de esos ejemplos en los que los superhéroes son mucho más que eso: no dejan de ser personas, con sus problemas, con sus deseos, con sus propios miedos. Su manera de comportarse no deja de ser humana, habiendo todo tipo de personalidades escondidas bajo las máscaras con las que ocultan su identidad. Y de eso, entre otras cosas, trata este cómic de ECC.

astro citiy 2

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Astro City (Confesión)”

El cómic de la semana: Y. The Last Man

Brian K. Vaughan se ha convertido en uno de nuestros autores de cómic favoritos. Uno de esos pocos guionistas con los que no dudas en hacerte con cualquier cosa en la que aparezca su nombre sin siquiera haber escuchado opiniones sobre ello. Y se lo ha ganado a pulso con obras (que pronto reseñaremos por aquí) como Saga, Paper Girls o la que venimos a reseñar esta semana. Y: el Último Hombre publicado originalmente por Vertigo y por ECC en la edición española.

Esta obra que os traemos hoy no es ninguna novedad (finalizó su publicación con el número 60 allá por el año 2008) así que seguro que muchos ya la conoceréis. Nosotros hacía tiempo que la teníamos en pendientes y justo ahora, mientras esperamos que se publique el séptimo volumen de Saga, nos queríamos quitar esa espina clavada en nuestro ansia por leer todos los cómics que engordan nuestras estanterías (cada vez con menos espacio, por cierto).

Y: el Último Hombre es una historia post-apocalíptica. Una de tantas, se podría pensar, pero hay algo original es este cómic que lo diferencia de cualquier otro: por alguna causa desconocida todos los mamíferos con el cromosoma Y (es decir, machos) mueren repentinamente. ¿Todos? No. Un joven y su mono sobreviven a este cataclismo, pasando a ser los últimos machos de sus respectivas especies que quedan sobre la faz de la tierra. Con la ayuda de una científica y una agente especial tipo James Bond, cruzarán Estados Unidos de una punta a otra intentando encontrar la respuesta (y la solución) a este escenario tan poco halagüeño.

ythelastman

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Y. The Last Man”

Guardianes de la Galaxia 2

Un poco tarde (lo reconocemos) pero no podíamos dejar de traeros esta reseña de Guardianes de la Galaxia Volumen 2.

Una película de aventuras que supera en algunos aspectos a su primera parte, aunque no en todos. Porque: BabyGroot, la banda sonora, las escenas de acción, los cameos, los chistes. Todo eso parece una versión mejorada de lo que vimos en Guardianes de la Galaxia Vol.1. Vamos primero con un pequeño resumen (cuidado porque tiene algunos SPOILERS)

guardianes de la galaxia 5.gif

Después de un pequeño flashback (que luego entenderemos) mientras escuchamos Brandy (You are a fine girl), vemos a los guardianes por primera vez. La escena de los créditos iniciales ya es espectacular. Monstruo tentacular y baboso al que se tienen que enfrentar con el pequeño Groot bailando a su rollo con Mr. Blue Sky de fondo. En plena acción, con nuestro grupo de héroes galáctico repeliendo a un bicho enorme que quiere robar a una raza muy soberbia que controla la genética de sus seres para generar solo individuos perfectos. Mientras cobran su recompensa, Racoon Rocket roba las baterías que hace un momento estaban defendiendo, lo que desencadena una persecución a muerte. Cuando todo parece perdido, una extraña nave pilotada por un hombre aún más extraño los salva. Este extraño hombre resulta ser Ego, el padre biológico de Quill (Star Lord), que llevaba tiempo buscándolo. Por el camino también aparecerán personajes ya conocidos como Yondu o Nébula, que jugarán un papel importante en el desarrollo de la trama.

guardianes de la galaxia 1

Sigue leyendo “Guardianes de la Galaxia 2”

El cómic de la semana: Museum (The serial killer is laughing in the rain)

Hacía tiempo que no leíamos manga. En su momento nos deleitamos con la originalidad de Death Note, con las peleas samuráis de Rurouni Kenshin y con el terrorífico mundo de Priest. Pero hace años de eso. Nos centramos en el cómic americano y dejamos de lado al cómic nipón. Hasta hace un par de semanas.

Teníamos conocimiento de las buenas críticas que habían recibido dos obras de temática muy similar, obras cuyos números uno descansaban cogiendo polvo en nuestra estantería, así que decidimos darle la oportunidad al menos a una de ellas. Estas obras son Monster, de Naoki Urasawa, y Museum, de Ryosuke Tomoe y publicado en español por Norma Editorial. Nos decantamos por la segunda simple y llanamente por su duración: tres tomos frente a los 9 (dobles) de la otra.museum 2

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Museum (The serial killer is laughing in the rain)”

La moda de los spin-offs: Fear The Walking Dead

Mañana se estrena en AMC la tercera temporada de Fear the Walking Dead, el spin-off de la conocidísima serie de zombies. Si eres fan de The Walking Dead, casi seguro habrás oído hablar de ella y si la espera entre media temporada y media temporada se te hacen eternas (como a nosotros), habrás caído con el spin-off antes o después. O bien para calmar las ansias o para descubrir cosas que no nos hayan contado en la serie principal. Puntos de vista distintos que los personajes de TWD ya no pueden ofrecernos porque sus tramas están mucho más avanzadas. Un grupo completamente nuevo con posibilidades ilimitadas, que ofrezcan esa mezcla de terror y drama que a tantos ha cautivado.

Para quienes no lo sepan todavía (¿cómo es posible?), esta serie está ambientada en el mismo mundo en el que transcurre la serie de The Walking Dead, pero con un grupo de gente completamente distinto y ajeno (aunque esperamos que algún día se crucen con los de la serie principal). En la primera temporada y a diferencia de TWD, podremos vivir junto a los personajes el inicio de la epidemia desde el minuto 0. Seremos testigos de revueltas, de uno de los primeros casos de living deads y de cómo la población va descubriendo qué es exactamente lo que está pasando y cómo se enfrentan a ello (el que se los carga sin dudar, el que se apiada porque “son personas”, el tonto que no sabe qué hacer y se lo comen…). Los primeros capítulos se centran en contarnos todo esto desde el punto de vista de una familia un tanto desestructurada, que irá conociendo en su camino a otros personajes que también adquirirán cierto peso en la historia. La familia está formada por Madison (Kim Dickens) y Travis (Cliff Curtis), ambos con hijos de parejas anteriores: Chris (Lorenzo Henrie), Nick (Frank Dillane) y Alicia (Alycia Debnam-Carey). Chris será el hijo de pareja divorciada que culpa a su padre por formar una nueva familia. Nick será el hijo problemático (de hecho su escena inicial no deja lugar a dudas) y Alicia la hija perfecta que no recibe la atención suficiente de su madre precisamente por eso, porque nunca da problemas.

fear-walking-dead 2

Sigue leyendo “La moda de los spin-offs: Fear The Walking Dead”

Blair Witch y el enésimo found footage

Hace poco vimos Blair Witch, la segunda parte de la aclamadísima (y película de culto) El proyecto de la bruja de Blair, y queremos hacer una reseña de la misma además de comentar un poco este género tan de moda en los últimos años.

Vamos a empezar por esto último: los found footage. Iniciado en el cine con la película Holocausto caníbal (la mayoría de películas de este “género” son de terror, lo que a nosotros nos interesa y en las que nos centraremos), ya tenemos muestra de este género en literatura desde hace mucho más tiempo con la novelas epistolares, escritas a modo de cartas, como el maestro H.P. Lovecraft hizo en muchos de sus relatos (se trata de relatos en los que todo se nos cuenta como cartas escritas por el protagonista a algún amigo o familiar, en las que relata todos los extraños sucesos que van aconteciendo en su vida).

Como decimos, en cine fue Holocausto caníbal (1980) la que inició este género de falso documental, y lo hizo de manera magistral. En ella, un antropólogo encuentra las cintas de unos reporteros que habían ido a grabar un documental a la selva amazónica (en una expedición iniciada al mismo lugar por la falta de noticias de dicho grupo), cuyo objetivo era contactar con una tribu supuestamente caníbal. Lleva las cintas a la sala de mezclas de la cadena para la que trabajaban los reporteros, en la que irán descubriendo qué fue lo que les pasó, además de una serie de barbaridades que ellos mismos cometieron. Las características de esta película son las características que deberían tener todas en el género: vídeos encontrados de personas que han desaparecido, que nos contarán que fue lo que les sucedió y que pasan por ser auténticas, lo que le otorga al filme un mal rollo adicional y la sensación de veracidad de la que carecen otras obras. De hecho, esta película estuvo rodeada de mucha polémica por la publicidad de la misma, en la que aseguraban que era metraje real, y por varias escenas con animales que se sospecha que fueron rodadas de verdad.

found footage 2.jpg

Sigue leyendo “Blair Witch y el enésimo found footage”

“Roman Ritual” y cómo descubrir el cómic español

Regresamos con un nuevo cómic de El Torres, esta vez acompañado al dibujo por Jaime Martínez y Sandra Molina (colorista), y publicado, como siempre, por Dibbuks. Y es que, después de haber disfrutado con Camisa de fuerza, nos hemos apasionado por este autor patrio y estamos dispuestos a hacernos con todas sus obras de terror. Y esto no es decir poco ya que, como seguro que os ha pasado alguna vez, en España tendemos a minusvalorar inconsciente e injustamente cualquier obra hecha por autores españoles frente a los extranjeros. Directores de cine como Jaume Balagueró y Paco Plaza, y guionistas de cómics como El Torres nos han ayudado a ir eliminando estos prejuicios y a darnos cuenta de que aquí también se sabe hacer terror del bueno.

En Roman Ritual, El Torres aborda el tema de las posesiones demoníacas, tan de moda últimamente en cines gracias a James Wan y su saga The Conjuring, y en cómics con Outcast (Paria) de Robert Kirkman. Pero esta vez nos adentramos en el mismísimo Vaticano, donde algo terrible ha sucedido: la posesión de una de sus más altas y representativas figuras (no queremos entrar en spoilers, pero nos ha parecido sencillamente sensacional). Ante tal perspectiva, altos cargos de la Iglesia deciden pedir ayuda a John Brennan, un exorcista autoexiliado en América latina por un acto que casi le cuesta ser excomulgado. Cuando John regresa se da cuenta de que se están enfrentando a algo mucho mayor que una simple posesión, y deberá revolver los trapos sucios de la Iglesia para hallar la respuesta a tales males y, con suerte, salvar a esta corrupta organización.

roman ritual.jpg

Sigue leyendo ““Roman Ritual” y cómo descubrir el cómic español”