El cómic de la semana: Top Ten – FortyNiners

ECC publicó hace unos meses un tomo titulado Top 10: The Fourty-Niners + Smax, una recopilación de estas dos historias que amplían el genial Top 10 de Alan Moore y Gene Ha. Hoy nos centraremos en la primera obra, The Fourty-Niners, dejando la otra para más adelante, ya que son completamente diferentes y se merecen cada una su propia reseña.

Alan Moore (guion) y Gene Ha (dibujo) nos llevan de regreso al mundo de Top 10, esa entrañable comisaría lleva de agentes variopintos que velan por la seguridad de los ciudadanos de Neopolis (una ciudad en la que todo ser tiene algún que otro súperpoder).

En esta ocasión estamos en el año 1949, en el periodo justo después de la Segunda Guerra Mundial. Este cómic de cuatro números nos contará la llegada de uno de los personajes importantes de Top 10 (el que es capitán de la comisaría en el cómic original): Steve “Jetman (antes llamado Jetlad)” Traynor. Aquí es un joven héroe de guerra que es trasladado a Neopolis cuando regresa a los Estados Unidos. En el trayecto se encontrará con Leni “Sky Witch” Muller, una desertora del bando alemán que se unió al ejército estadounidense, piloto de una escoba voladora. Conoceremos los entresijos de la ciudad en sus inicios a través de estos personajes, así como la comisaría y sus primeros agentes de mano de Leni, quien encuentra trabajo como policía.

Las vidas de los dos personajes protagonistas se irán entrelazando en numerosas ocasiones (no en vano viven en el mismo hostal), centrando más la acción en la historia de Leni, que tiene que enfrentarse con el resto de la comisaría a una banda de gansters vampiros que intentan tomar el control de los bajos fondos de la ciudad. Como contrapunto, la historia de Jetlad no tiene tanta acción y está más centrada en lo sentimental, en su vida amorosa y en los problemas con los que tiene que lidiar al unirse a los SkySharks (un grupo de pilotos de guerra, cuyo jefe suspira por regresar a los combates aéreos y el tiempo en el que eran importantes militares).

Alan Moore vuelve a concentrar mensajes y referencias a superhéroes de todas las épocas y editoriales mientras nos narra una historia bien hilada en la que suceden cosas, muchas cosas (nos encanta esa manera tan natural de entrelazar una historia principal con varias secundarias que tiene Moore). Está claro que este señor no sabe escribir algo ligerito. En tan solo cuatro números se tratarán temas de gran importancia y relevancia en la época de postguerra como el racismo (no solo el que experimenta el resto de la población por estos freaks con superpoderes que les lleva a “recluirlos” en una ciudad-guetto, también el que ellos mismo experimentan contra los robots o contra los vampiros), la homosexualidad o los problemas y dificultades por los que atraviesan los soldados que regresan a su hogar, a un lugar en el que les cuesta encontrar su nicho, un lugar donde hacer algo valioso para ellos mismos y para la sociedad.

Y el dibujo es precioso. La ciudad y los personajes tienen todo tipo de detalles y de referencias más o menos difíciles de encontrar (aquí depende del cocimiento que cada uno tenga del mundo del cómic, aunque hay algunas muy claras que cualquiera reconocería). Esto es un trabajo laborioso a la máxima potencia ya que todos y cada uno de los personajes tienen su aspecto y trajes característicos (aquí no vale con dibujar un montón de personas iguales entre la multitud, cada una tendrá su propia idiosincrasia). Y el color, otro acierto. Esos tonos ocres dotan a la obra de antigüedad, te dan la sensación que el cómic necesita, sensación de que estás leyendo algo viejo, algo que ha sucedido años atrás con respecto al cómic original de Top 10 aunque el orden de publicación sea el contrario.

En conclusión, una obra que da gusto leer, una precuela digna del original y en la que encontraremos personajes (o parientes) conocidos de ella. Una visión de la postguerra y de los prejuicios humanos que tantas veces se ha repetido a lo largo de la historia. Una obra sobre el respeto y la tolerancia, temas tratados hasta la saciedad, pero narrada con un toque de originalidad, con superhéroes como objeto y objetivo de tales sentimientos (aunque, pensándolo bien, no tan original dentro del catálogo del autor, pero nos encanta). Aunque solo fuera por estos cuatro números, ya merecería la pena comprar el tomo. Pero es que Smax también es muy disfrutable, así que razón de más para leeros esta continuación de Top 10.

Nota: 8.

Lo mejor: regreso a Neopolis.

Lo peor: se nos ha hecho corto.

El cómic de la semana: La Visión

Regresamos una semana más con otro cómic de superhéroes. Esta vez el protagonista es La Visión, un personaje conocido por el público general gracias a su protagonismo en la segunda película de Los Vengadores: La era de Ultrón (2015). Aquí fue interpretado por Paul Bettany, que hasta el momento le había puesto voz a la inteligencia artficial J.A.R.V.I.S. (es decir, el “ayudante” incorpóreo de IronMan).

En nuestro caso particular, llegamos a este cómic gracias a las buenas críticas que habíamos escuchado de él y gracias a la nominación a los premios Eisner en el apartado de mejor serie limitada. Guionizada por Tom King y dibujada por el español Gabriel Walta, estos dos tomos nos cuentan la historia de la familia Visión. El personaje en cuestión decide forma su propia familia, cansado ya de estar solo y sentirse el tipo raro del grupo. Con su mujer y sus dos hijos (un chico y una chica) se mudan a un vecindario típico de la clase media americana. Asistiremos así al primer día de instituto de los muchachos, a su primera interacción con los vecinos de su calle y veremos a La Visión compaginar su vida laboral como superhéroe con su vida familiar. Pero las cosas no tardarán en torcerse. Cuando El Segador, un villano resentido con la familia, aparece en escena y está a punto de matar a Viv (la hija de Visión), todo el sueño americano de formar una familia “normal” se va a ir al traste. ¿O quizá no?

la vision 1

Sigue leyendo “El cómic de la semana: La Visión”

El cómic de la semana: Astro City (Confesión)

Si no lees cómics de superhéroes porque crees que son para niños, que son historias simples y sencillas tramas cargadas de acción en las que el bueno siempre gana y acaba recuperándose de sus heridas para combatir el crimen un día más, historias que lees en cinco minutos y las olvidas en otros tantos, tenemos que decirte que en la mayoría de los casos tienes razón.

Pero también te equivocas si piensas eso de todos los cómics que ves en tu tienda habitual en cuyas portadas aparecen hombres y mujeres disfrazados con mallas. Hay excepciones. Hay historias protagonizadas por estos tipos estrafalarios que nos proporcionan mucho más que simple entretenimiento barato. Historias que nos muestran otra faceta de los superhombres, ya sean los archiconocidos por todos u otros creados desde cero para la ocasión. Historias en las que hay mucho más escondido tras los trajes llamativos y las escenas de acción y lucha. Al fin y al cabo, como bien nos dice el maestro Neil Gaiman en el prólogo de este segundo tomo de Astro City, en eso consiste escribir, en trasmitir una creencia, un sentimiento oculto (más o menos) tras las palabras (y dibujos en el caso del cómic) que usamos para dar forma a la historia que contamos.

Hay una lista considerable de este tipo de cómics que os hablamos (Watchmen, Top10, La Visión) que merecería la pena que les echarais un vistazo. Y, por supuesto, el cómic que os traemos hoy es uno de esos ejemplos en los que los superhéroes son mucho más que eso: no dejan de ser personas, con sus problemas, con sus deseos, con sus propios miedos. Su manera de comportarse no deja de ser humana, habiendo todo tipo de personalidades escondidas bajo las máscaras con las que ocultan su identidad. Y de eso, entre otras cosas, trata este cómic de ECC.

astro citiy 2

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Astro City (Confesión)”

El cómic de la semana: Y. The Last Man

Brian K. Vaughan se ha convertido en uno de nuestros autores de cómic favoritos. Uno de esos pocos guionistas con los que no dudas en hacerte con cualquier cosa en la que aparezca su nombre sin siquiera haber escuchado opiniones sobre ello. Y se lo ha ganado a pulso con obras (que pronto reseñaremos por aquí) como Saga, Paper Girls o la que venimos a reseñar esta semana. Y: el Último Hombre publicado originalmente por Vertigo y por ECC en la edición española.

Esta obra que os traemos hoy no es ninguna novedad (finalizó su publicación con el número 60 allá por el año 2008) así que seguro que muchos ya la conoceréis. Nosotros hacía tiempo que la teníamos en pendientes y justo ahora, mientras esperamos que se publique el séptimo volumen de Saga, nos queríamos quitar esa espina clavada en nuestro ansia por leer todos los cómics que engordan nuestras estanterías (cada vez con menos espacio, por cierto).

Y: el Último Hombre es una historia post-apocalíptica. Una de tantas, se podría pensar, pero hay algo original es este cómic que lo diferencia de cualquier otro: por alguna causa desconocida todos los mamíferos con el cromosoma Y (es decir, machos) mueren repentinamente. ¿Todos? No. Un joven y su mono sobreviven a este cataclismo, pasando a ser los últimos machos de sus respectivas especies que quedan sobre la faz de la tierra. Con la ayuda de una científica y una agente especial tipo James Bond, cruzarán Estados Unidos de una punta a otra intentando encontrar la respuesta (y la solución) a este escenario tan poco halagüeño.

ythelastman

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Y. The Last Man”

El cómic de la semana: Museum (The serial killer is laughing in the rain)

Hacía tiempo que no leíamos manga. En su momento nos deleitamos con la originalidad de Death Note, con las peleas samuráis de Rurouni Kenshin y con el terrorífico mundo de Priest. Pero hace años de eso. Nos centramos en el cómic americano y dejamos de lado al cómic nipón. Hasta hace un par de semanas.

Teníamos conocimiento de las buenas críticas que habían recibido dos obras de temática muy similar, obras cuyos números uno descansaban cogiendo polvo en nuestra estantería, así que decidimos darle la oportunidad al menos a una de ellas. Estas obras son Monster, de Naoki Urasawa, y Museum, de Ryosuke Tomoe y publicado en español por Norma Editorial. Nos decantamos por la segunda simple y llanamente por su duración: tres tomos frente a los 9 (dobles) de la otra.museum 2

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Museum (The serial killer is laughing in the rain)”

“Roman Ritual” y cómo descubrir el cómic español

Regresamos con un nuevo cómic de El Torres, esta vez acompañado al dibujo por Jaime Martínez y Sandra Molina (colorista), y publicado, como siempre, por Dibbuks. Y es que, después de haber disfrutado con Camisa de fuerza, nos hemos apasionado por este autor patrio y estamos dispuestos a hacernos con todas sus obras de terror. Y esto no es decir poco ya que, como seguro que os ha pasado alguna vez, en España tendemos a minusvalorar inconsciente e injustamente cualquier obra hecha por autores españoles frente a los extranjeros. Directores de cine como Jaume Balagueró y Paco Plaza, y guionistas de cómics como El Torres nos han ayudado a ir eliminando estos prejuicios y a darnos cuenta de que aquí también se sabe hacer terror del bueno.

En Roman Ritual, El Torres aborda el tema de las posesiones demoníacas, tan de moda últimamente en cines gracias a James Wan y su saga The Conjuring, y en cómics con Outcast (Paria) de Robert Kirkman. Pero esta vez nos adentramos en el mismísimo Vaticano, donde algo terrible ha sucedido: la posesión de una de sus más altas y representativas figuras (no queremos entrar en spoilers, pero nos ha parecido sencillamente sensacional). Ante tal perspectiva, altos cargos de la Iglesia deciden pedir ayuda a John Brennan, un exorcista autoexiliado en América latina por un acto que casi le cuesta ser excomulgado. Cuando John regresa se da cuenta de que se están enfrentando a algo mucho mayor que una simple posesión, y deberá revolver los trapos sucios de la Iglesia para hallar la respuesta a tales males y, con suerte, salvar a esta corrupta organización.

roman ritual.jpg

Sigue leyendo ““Roman Ritual” y cómo descubrir el cómic español”

El cómic de la semana: Camisa de fuerza

Regresamos a vuestra sección favorita, el cómic de la semana. Y esta vez lo hacemos con el nuevo tomo de un autor patrio: Camisa de fuerza, de El Torres (dibujada por Guillermo Sanna y publicada por Dibbuks).

Camisa de fuerzaEs un tomo de cuatro números, auto conclusivo, que nos cuenta la historia de una chica que descuartiza a su hermano mellizo. A partir de aquí, la joven va pasando de institución mental en institución mental, donde diversos doctores estudian su caso y tratan de darle una explicación, y de paso curarla a base de pastillas. La chica en cuestión, Alex, asegura además que existe otra dimensión al margen de la nuestra en la que viven una especie de fantasmas que son los responsables de toda la violencia que la rodea allá donde vaya, además de las inexplicables desapariciones y fugas de las que ella hace gala.

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Camisa de fuerza”

El cómic de la semana: Inyección Vol.1

El cómic de esta semana es Injection (Inyección), de Warren Ellis como guionista y con Declan Shalvey y Jordie Bellaire al dibujo. Lo primero que tenemos que decir de esta nueva serie regular de Image Comics es que se nota a la legua quién es su autor. Para bien o para mal (esto depende de lo que os guste u os disguste este guionista), es un cómic “parido” por Warren Ellis, escrito a la manera de Warren Ellis y con la temática que le gusta tocar a Warren Ellis en sus obras. Aquí ya hemos reseñado uno de sus cómics (Frecuencia Global) y tenemos pendiente volver a hacerlo con Planetary. Actualmente existe sólo otro volumen más publicado, que recopila los números 6-10 y que parece ser el último, puesto que dejaron de publicarse el pasado junio.injection-1

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Inyección Vol.1”

El cómic de la semana: Tokyo Ghost Vol.1 (Atomic Garden)

Nos encanta hacer reseñas como esta, de un cómic que llevábamos tiempo esperando a que saliera. Tokyo Ghost, de Rick Remender (guion), Sean Murphy (dibujo) y Matt Hollingsworth (color), es una obra de Image comics (Norma Editorial en la edición en español) que nos presenta un futuro cercano en el que la humanidad ha entrado en decadencia absoluta.

Las ciudades son poco más que estercoleros en los que solo existen ricos (muy ricos) y muertos de hambre. La nueva droga es la tecnología, que se ha desarrollado hasta el punto de la existencia de inyecciones que modifican el físico de las personas o permiten una regeneración casi instantánea, y también modificaciones corporales para tener el cuerpo que desees en un momento. Para evadirse de sus penosas vidas, las clases bajas se pasan el día enganchados a  una especie de implantes (hace poco ha salido a la venta algo muy parecido en el mundo de los videojuegos) con los que están conectados a los distintos canales televisivos y son bombardeados con programas y anuncios hasta casi perder toda noción con la realidad. Además de todo esto, el aire se ha vuelto casi irrespirable y el agua potable escasea.

tokyo-ghost-1

En mitad de toda esta distopía, Remender nos presenta a dos personajes, una joven pareja de policías. Ella (Debbie), es la única persona que puede presumir de no haber usado nunca la tecnología. Por el contrario, él (Teddy), ha caído hace años en una espiral autodestructiva y está completamente enganchado a los modificadores y a esa nueva televisión. Ambos trabajan como recaderos personales del tipo más rico de los Ángeles, Tokyo Ghost 3.jpgcuya última misión (después de esta les promete dejarlos libres) es ir hasta Tokyo, donde sus habitantes parecen haber creado un santuario libre de tecnología, en el que el aire es puro y el agua potable abunda. Actuarán a modo de avanzadilla, para eliminar sus sistemas de protección dejándole así vía libre para hacerse con todo esa agua.

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Tokyo Ghost Vol.1 (Atomic Garden)”

El cómic de la semana: Black Science Vol.1 (How to Fall Forever)

Si hay una cosa que nos gusta de los cómics o las novelas gráficas, es que no tienen limitaciones de presupuesto para los efectos especiales: la única limitación que tienen es la imaginación de los autores. Por eso nos gusta tanto leer cómics de ciencia ficción, terror o fantasía, géneros en los que la falta de estas limitaciones puede marcar la diferencia.

black-science-1En este caso os traemos un cómic de ciencia ficción, cosa fácil de adivinar con tan sólo leer el título. Se trata de una obra de Image Comics (actualmente tenemos 4 volúmenes de 5 números a la venta en inglés y el próximo saldrá el próximo 7 de diciembre), publicado en España por Norma Editorial, con Rick Remender al guion y  Matteo Scalera al dibujo. Black Science nos cuenta la odisea que viven un grupo de personas (unos científicos y los hijos de uno de ellos), que han logrado inventar un mecanismo que les permite viajar entre dimensiones. El problema es que alguien (en este primer número no se sabe con certeza quién) ha saboteado el aparato y los protagonistas no pueden regresar a nuestra realidad, lo que les obliga a ir saltando entre dimensiones en busca de las piezas necesarias para arreglar el instrumento. Así, vamos visitando distintas realidades, a cual más exótica y extravagante, conociendo peligro tras peligro (ranas y peces enfrentados por dominar un mundo donde las ciudades se construyen sobre los caparazones de inmensas tortugas, o dimensiones donde los indios americanos dominan una tecnología más avanzada que la actual, y están enzarzados en una guerra mundial contra un ejército alemán de principios de siglo XX). Sí, es cierto que al principio te sientes algo perdido, porque empiezas a leer la historia justo en mitad de la acción y te dan un montón de datos que no parecen tener relación, junto con los cambios interdimensionales a lugares surrealistas y extraños que no ayudan a hacerte sentir menos confuso. Pero poco a poco las piezas van encajando mediante flashbacks de los protagonistas y consigues formar una imagen completa.

black-science-2

Sigue leyendo “El cómic de la semana: Black Science Vol.1 (How to Fall Forever)”